EnglishSpanish
EnglishSpanish
EnglishSpanish
EnglishSpanish

En enero del 2019, aplique para la visa Working Holiday de Francia. Después de haber disfrutado el verano europeo en Dinamarca, necesitaba gozar un poco …

Working Holiday Francia

Maku

En enero del 2019, aplique para la visa Working Holiday de Francia. Después de haber disfrutado el verano europeo en Dinamarca, necesitaba gozar un poco más de la playa y tener una vida descontracturada.

Aplicar a la visa de Francia es bastante sencillo y es un país que tiene muchas oportunidades de trabajo en temporada, lo que es ideal para los que tenemos hambre de mundo y muchas ganas de conocer otras formas de trabajar y vivir.

Como aplicar: 

La visa de Francia es super sencilla, el único inconveniente es que (por lo menos por ahora) no tiene aplicación online, hay que estar en Argentina para presentar los papeles.  Más allá de esto, tiene dos factores muy positivos: es hasta los 35 años, y no tiene costo, razones más que válidas para ser una de las favoritas para quienes nos animamos a cambiar el rumbo de vida después  de los 30. 

Antes de comprar pasajes para viajar, hay que tener en cuenta que en el último tiempo, sólo se aprueban 900 visas al año y si bien los requisitos de aplicación son muy simples, los turnos en el Consulado no son sencillos de obtener. 

Los requisitos para aplicar a  la visa son: tener entre 18 y 35 años; contar con pasaporte actualizado; no tener antecedentes penales; demostración de fondos: 2500 euros (o su equivalente en pesos u otra moneda extranjera); reserva de pasaje de ida (o fecha estimativa del viaje); certificado médico de salud; seguro de viaje obligatorio; no tener personas a cargo; carta de motivación ; viajar dentro de los 3 meses de aplicación a la visa.

Trabajo de temporada:

Lo mejor de la visa de trabajo de Francia, es que te permite moverte por todo el país durante un año sin drama. ¿Qué quiere decir esto? que podes trabajar en diferentes puntos y así conocer cada rinconcito de la bella Francia.

Yo sé que lo primero que pensamos todos es en ir a París, por obvias razones: la magia simbólica que tiene la ciudad del amor, el mix cultural que presenta, y la oferta laboral amplia ligada a los miles de turistas que recibe al año. Pero, más allá de la capital, Francia tiene mucho que ofrecer, y por suerte cuenta con una gran lista de trabajos de temporada para los que se animan a probar y tener experiencias diferentes. 

Opciones de trabajos por temporada: 

Trabajar en la Vendimia: la temporada de vendimia es de agosto a octubre. Los destinos más populares son: los Pirineos Orientales, Aude, Herault, Gard, Bouches du Rhône, Vaucluse, Gironde, Vars y Drome. Lo bueno de trabajar en vendimia es que se trabaja en equipos entre 8 y 20 personas y no es necesario hablar francés. 

En la web oficial se puede aplicar a diferentes puestos. 

Invierno en los Alpes: la temporada de invierno es la favorita de todos. No solo porque se puede ahorrar buen dinero (la mayoría de los trabajos te incluyen el alojamiento) sino, por el paisaje de cuento en el que vas a vivir toda una temporada. Trabajar en los centros de ski, hoteles o restaurantes en los Alpes o Pirineos requiere de una organización previa: si bien la temporada es de diciembre a fines de mayo, es importante comenzar la búsqueda laboral entre octubre y noviembre para no quedarse afuera (tene en cuenta que la demanda es muy alta). En Facebook hay muchos grupos donde podes postularte o contactarte directamente con los empleadores (busca estos grupos con palabras claves como Les saisonniers de CHAMONIX). Otra de las fuentes oficiales es la web de Pole Emploi.

Verano en la costa: la temporada de verano trae nuevas oportunidades. El destino más elegido para pasar el verano francés es la Costa Azul, no solo por la belleza y encanto que tiene el mediterráneo, sino por la oportunidad laboral y cultural. Podes instalarte en una ciudad como Niza o Cannes y trabajar en restaurantes, hoteleria y hasta turismo. Si bien son ciudades que reciben mucho turismo, hablar francés va a ser un plus importante a la hora de aplicar a un trabajo. No es un requerimiento obligatorio, pero si te va a sumar para solicitar puestos mejor pagos o de atención al público. 

La vida en la Costa Azul:

Cuando obtuve mi visa de trabajo para Francia, decidí ir directo para la Costa Azul, porque quería estar frente al mar todos los días y no perderme de la magia del verano y la playa: llegue en febrero y me instalé en Niza, donde estuve hasta finales de agosto.  En febrero la temporada de verano no había empezado. Esta elección tuvo sus pros y contras: por un lado fue más sencillo encontrar casa y trabajo, pero también descubrí una ciudad con poco turismo y por ende no muchas actividades para hacer durante el dia. Algo que aprendí en ese momento es que hay que tener en cuenta que durante los meses previos al verano o navidad, muchos locales y atracciones están cerrados. Como ciudad costera, Niza y sus alrededores tienen muchísimo más para ofrecer durante el verano. Por eso, les recomiendo comenzar la visa con el inicio de alguna de las temporadas, para aprovechar la experiencia al máximo. 

Trabajar en Niza es relativamente sencillo: si hablas francés vas a poder aplicar a puestos de atención al público en hoteles, empresas de  turismo o restaurantes. Si tu nivel es básico o como yo, no lo hablas, las opciones se achican un poco, pero tranqui que no son nulas. Hay bares y heladerías italianas o irlandesas que no tienen como requerimiento que hables francés. Esos lugares tienen que ser tu primer acercamiento, mientras vayas practicando el idioma. Sino, los puestos de femme de chambre (limpieza en hoteles o para quienes tienen departamentos por Airbnb) y en las cocinas, son los más fáciles de conseguir. 

Si bien podes buscar trabajo por la web de Pole emploi o grupos de Facebook, lo ideal es ir con tu CV en mano a recorrer la ciudad, es la forma mas rápida de conseguir entrevistas. 

La vida en la Costa Azul no es solo trabajar: si bien la temporada de verano suele ser fuerte en cuanto a jornadas, también tenes mucho tiempo libre para poder disfrutar de los pueblos aledaños. El tren conecta lugares increíbles como Menton, Niza, Mónaco, Cannes, Antibes, St. Tropez y Marsella; parece mentira, ¿no? Pero la realidad es que podes salir de trabajar e irte a hacer snorkel a cualquier playa paradisiaca de la Rivera Francesa. 

Ahora ya sabes las diferentes opciones que tiene esta visa. Si pudiera volver a hacerla, arrancaría sin duda con la temporada de invierno en los Alpes y despues me iria a disfrutar del verano en la Costa Azul, para aprovechar al máximo y recorrer los mejores destinos de Francia mientras trabajo y aprendo de una cultura totalmente diferente. 

Cualquier duda que tengas, escribime! en mi blog y redes vas a encontrar mas info sobre esta u otra de mis experiencias viajeras,  y no hay nada que me guste más que ayudar y motivar a otros a arrancar su vida en viaje.

Conocé más experiencias

Transformar la basura en oportunidades

Activista por los derechos de los Animales

Vivir en Australia – ¿Es una buena idea?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *